Cerrada la primera temporada del club, ya hace mas de un año que a dos locos alpinistas se les ocurrió llamar a otros locos que estaban perdidos por la comunidad de Madrid.

Y ahora me planto aquí delante de mi portátil un día de julio, hoy que la inspiración me ha pillado trabajando como dice alguna canción por ahí.

El ultimo fin de semana de junio y el primer fin de semana de julio fuimos varios entrenadores del club a Orense como asistentes al XXIII clínic diputación de Orense.

El primer conferenciante fue Pepe Laso que da nombre a este clínic, entrenador y jugador de baloncesto a máximo nivel aunque él prefiere hablar siempre de su carrera como entrenador, y padre del, desde hace un mes, nuevo entrenador del Real Madrid de Baloncesto, Pablo Laso.

Don José Laso Castejón habló del ahora NBA, Bismack Biyombo, y de su carácter de “alpinista”.

Cuando se habla de alguien que ha trabajado mucho se dice que ha trabajado como un animal y él quería diferenciar a los animales de los alpinistas, nos contaba que un animal cuando ha trabajado mucho y ya no puede más se para, se echa al suelo y de ahí, no hay quien lo levante.

Y el carácter de un alpinista va mas allá del de ese animal, un alpinista siempre da un paso mas, cuando ya no puede con su alma, -un animal se echaría al suelo-el siempre da un paso mas, y este ejemplo me sirvió para darme cuenta que he tenido la suerte de estar este año compartiendo todas las vivencias del club con esos dos amigos alpinistas que un día se propusieron montar un club de baloncesto, y que aun estando en verano siguen dando un pasito mas cada día para hacer que esto crezca mas.

Me imagino que todos vemos en las noticias a los hermanos Gasol entrenando en el Palau por su cuenta para preparar el eurobasket de Lituania, a José Manuel Calderón con sus propios preparadores físicos machacándose para llegar en forma a la preparación de este eurobasket, pero detrás de esos jugadores de la ÑBA hay muchos jugadores de mucho menos nombre e incluso espero que muchos jugadores de nuestro club que en verano también tienen ese carácter alpinista y no han dejado de dar otro pasito mas cada día para seguir disfrutando de lo que mas les gusta, el BALONCESTO.