Y esto se acabó, tras un gran año de nuestras escuelas, decidimos que lo mejor es que compitieran hasta junio. La iniciativa fue acogida de maravilla y durante 6 semanas nuestros colegios siguieron compitiendo.

El día 4 llegó muy rápido y nuestros chicos estaban ansiosos de llegar a la fiesta final de la clausura, entrega de medallas y concursos de Cibona, 2Ball y Triples. Todos ellos compitieron hasta el último momento en cada torneo bajo la supervisión de sus entrenadores y tras 2 horas de luchar, llegó la entrega de premios.

Los padres llenaban la cubierta del Polideportivo del Val mientras los nervios aumentaban según iba llegando la hora de la despedida. Al final, foto de familia, medallas, trofeos y aunque con alegría por el gran año, deseosos ya de que llegue la próxima temporada.

Ha sido un placer.

¡Hasta el año que viene chicos!