Con varias de las competiciones federadas ya finalizadas y en plena recta final de la temporada, el primer fin de semana de junio de 2019 podría haber sido un fin de semana más dentro de una temporada más. Pero esta vez no iba a ser así, al menos, no para nosotros…

Todos los focos del baloncesto madrileño estaban puestos en el Pabellón Espartales de Alcalá de Henares, donde, al igual que en 2018, tendría lugar la Final Four de la Primera División Nacional Masculina. Así es, los chicos de Ángel Díaz, por segunda temporada consecutiva, habían conseguido un puesto en la fase final; con el matiz de que, a diferencia de la temporada anterior, un mareante balance de 25 victorias y una sola derrota durante la fase regular nos hacía partir como favoritos.

La Fase Final arrancaba oficialmente la tarde del 1 de junio, aunque tanto para el equipo como para la incansable afición que siempre nos acompaña, la Final Four se empezó a jugar a principios de semana. Los jugadores hacían su trabajo en la cancha de entrenamiento, mientras que el resto de la familia azulona se echaba a las calles para poner su granito de arena en el mayor acto de apoyo y promoción deportiva que recuerda la ciudad de Alcalá de Henares.

Llegado el 1-J, buena parte de la familia del baloncesto madrileño se daba cita en el pabellón de la Calle Villamalea. Ya en la previa de la primera semifinal entre Distrito Olímpico y Majadahonda, la grada del pabellón alcalaíno empezaba a teñirse de azul. Los hinchas complutenses, fieles a su lema #encasanosepierde, querían volver a levantar Espartales y convertirlo en ese fuerte inexpugnable que había sido durante la fase regular.

Dicho y hecho, con el pabellón lleno hasta la bandera, los cánticos supporter resonaban hasta más allá de la Nacional II.

Tras la primera semifinal, en la que el equipo de San Blas se impuso a los majariegos por un apretado 61-60, llegaba el turno de los nuestros para medirse a un respetable ADC Boadilla. Con una plaza de ascenso a Liga EBA en juego y la última derrota ante los verdinegros en aquel Playoff de la temporada 2015-16 grabada en la retina de alguno de nosotros, nos encontrábamos ante el escenario perfecto para disfrutar de un partido vibrante.

Los nuestros saltaron al campo concentrados, seguros de lo que tenían que hacer para sacar el partido adelante. Enfrente, un combativo Boadilla, dispuesto a llevar a los nuestros al límite para pelear por el tan deseado ascenso. Dominio complutense en los primeros compases del encuentro, con un destacable primer cuarto de Jorge Barra en el apartado ofensivo (21-15). Boadilla subió el ritmo en el segundo periodo y consiguió abrir brecha en la defensa alcalaína, impidiendo así que los nuestros se distanciasen en el marcador, para llegar al descanso 45-36. Tras el paso por los vestuarios, los complutenses perdieron algo de fluidez en su juego, mientras que Boadilla no cesaba en sus intentos por reducir la diferencia. Con 59-51 en el electrónico, daban comienzo los últimos y definitivos 10 minutos de la segunda semifinal. Boadilla salió con todo, llegando a poner al conjunto local contra las cuerdas (59-55). La reacción azulona llegó a tiempo y los nuestros consiguieron mantener una renta de entre 5 y 7 puntos durante varios minutos. El reloj seguía corriendo y, llegado este punto, cada error podía marcar el devenir del encuentro. En los instantes finales, cuando la afición visitante más apretaba, la grada blue apagó de un plumazo las arengas del rival y empujó al equipo cuando más lo necesitaba. Tras tiempo muerto local, el capitán complutense, Juan López, convertía una bandeja que prácticamente certificaba la victoria de su equipo. El cuadro visitante lo intentó hasta el último aliento, pero los nuestros no fallaron desde la línea de personal. Transcurridos los 40 minutos, la victoria y el ascenso a Liga EBA se quedaban en Espartales, ¡se quedaban en Alcalá de Henares!

El sábado se logró el primer objetivo: el Club conseguía un histórico ascenso a Liga EBA tras 17 años desde la última aparición de un equipo de la ciudad en una categoría nacional.

24 horas después, llegaba la hora de rematar y luchar por el primer puesto. El último rival a batir, Distrito Olímpico. Esta vez, liberados de la presión de conseguir el ascenso, nuestros chicos sacaron a relucir su mejor versión, esa que les había llevado a ganar 25 de los 26 partidos disputados en la temporada regular. El encuentro fue un monólogo de los locales, en el que todos sus jugadores brillaron ante un Distrito Olímpico sin opciones, mención especial para Juan Gabriel Martínez, nombrado MVP de la final. Tras el pitido final, jugadores, cuerpo técnico y afición se reunieron en la cancha para celebrar un hito histórico para el Club y para la ciudad al grito de ¡SOMOS EL PRIMER… EQUIPO DE MADRID! Poniéndole así el broche de oro a una temporada de ensueño.

Desde la redacción del Club en Australia, dar la enhorabuena a este grupo de jugadores y a su cuerpo técnico, y un agradecimiento especial a todos los que nos habéis acompañado durante toda la temporada y que nos leéis cada semana. Este éxito es de todos y cada uno de vosotros.

¡GRACIAS A TODOS!

Y como es habitual, en el resumen del fin de semana no podían faltar los resultados y lo más destacado de los partidos de nuestros equipos federados.

CADETE 03 PREFERENTE MASCULINO 71-43 DISTRITO OLÍMPICO

Partido en el que nos jugábamos la primera plaza del grupo y tras venir de conseguir una racha de siete partidos consecutivos con el juego que llevamos entrenando todo el año y haciendo lo que se hizo en la semana de entrenamientos, conseguimos salir a un ritmo superior al rival en defensa, dándonos opciones de correr y meter puntos al contraataque. Nuestro buen movimiento de balón nos ayudó a meter puntos fáciles debajo de canasta y sacar faltas que supimos aprovechar. Eso hizo que en la primera parte nos fuésemos con una diferencia en el marcador bastante abultada. En la segunda parte tuvimos un pequeño descontrol de juego pero, al igual que en la primera parte, una defensa intensa nos permitió correr y acabar con canastas fáciles y volver a atacar con un buen movimiento de balón. Eso nos permitió llevarnos el partido y la primera plaza del grupo. ¡1, 2, 3, Alcalá!

ESTUDIANTES 60-74 PREINFANTIL MASCULINO

Segundo partido de cuartos de final el sábado pasado en la mítica cancha de La Nevera. Aunque habíamos ganado a la ida, no salíamos nada relajados y, con el cuchillo entre los dientes, fuimos a por los estudiantiles. Canastas fáciles, grandes contraataques y alguna buena defensa, hicieron que los preinfantiles ganasen el partido y, con ello, se metiesen en semifinales. Nuestro próximo rival: Alcorcón. Que no nos pondrá las cosas nada fáciles pero lucharemos como siempre. Os esperamos a todos el viernes en El Juncal. ¡A por ellos!

ALEVÍN 08 FEMENINO 65-75 EL VALLE C.D.

Último partido de nuestras chicas en el mítico Juncal, para cerrar una temporada de 10. Durante todo el partido nos manteníamos por encima en el marcador, llegando a una ventaja de incluso 10 puntos. Sin embargo, nuestro quinto sexto es sexto de siesta, y nuestro rival ya fue consciente de ello a la ida. De nuevo, lo supo aprovechar a la vuelta, consiguiendo no solo recortar nuestra ventaja, sino también anteponerse con una clara ventaja en el marcador. A pesar de esto, nuestras alevines siguieron luchando en un último sexto que nos dejaba robos, triples y buenas canastas; tras las pérdidas tontas y malas acciones de los minutos anteriores. El viernes, entre sonrisas y algún que otro lloro, pudimos despedir esta temporada, que nos deja muy buen sabor de boca por todo lo conseguido. El año que viene más y mejor, ¡que las guerreras del 2008, estarán de vuelta!

Despedimos así una temporada para el recuerdo. Volvemos en octubre, como siempre, con el resumen de cada fin de semana.

¡Feliz verano!