Lugar: Pabellón Colegio Público Dulcinea (Alcalá de Henares), 13.00, 50 espectadores
Baloncesto Alcalá 55 – Fuenlabrada 78

Imagen pobre la de los chicos de Alberto y Álvaro en la mañana del sábado en el Colegio Público Dulcinea, se presentaban con optimismo pues era el primer partido en el que se partía como favoritos, después de dar una gran imagen contra el Juan de Austria de Alcalá de Henares parecía que los chicos podían empezar a encauzar su juego con vistas a los cruces de vuelta del grupo y poder hacer un papel digno en la competición.

Pero… el partido comenzó con la misma falta de intensidad que se calentó previamente, los entrenadores ya alertados de este pasotismo pararon el calentamiento para alentar a los suyos, pero está claro que los azules solo juegan cuando quieren jugar o al menos eso demuestran partido a partido.

El primer cuarto cargado de imprecisiones hace que los fuenlabreños cobren distancia en el marcador, pero en el segundo cuarto con unas buenas defensa y con más casta que buen juego sumado a las faltas de los hombres principales del equipo visitante permiten irse al descanso 8 arriba a los de casa. Cabe destacar el paupérrimo 3 de 17 desde la línea de tiro libre de los locales en los primeros 10 minutos. Con una imagen bipolar se vivió la primera parte, pero en la segunda se presagiaba similar.

El tercer cuarto es el principio del fin, buenas defensas de Fuenlabrada, criterio en el pase y corte en el ataque hacen sumar canastas fáciles, esto unido a las rotaciones necesarias (bien por faltas, bien por cansancio) hacen que Fuenlabrada levante el marcador y se ponga 7 arriba antes de comenzar el último cuarto.

Los alcalaínos en un esfuerzo más alocado e individual que sosegado y coral, muestran sus graves carencias en el juego colectivo que tendrán que trabajar mucho y lo que es más grave una actitud negativa ante las condiciones adversas que no se había visto antes, quizás el exceso de confianza, el calentamiento “inexistente” o que los entrenadores no son capaces de dar con la tecla, dejan la sensación de que un grupo con calidad individual que es un Guadiana baloncestístico podría dar mucho más de sí en juego y resultados.

Al final victoria merecida para el último clasificado del grupo “Fuenlabrada” que posee un potencial físico que le hará ganar algún partido más. Próximo sábado tras el puente visita al líder Brains, que marcha con paso firme sin conocer aún la derrota… ¿daremos la de cal o daremos la de arena? Veremos.