Lugar: Pabellón Colegio Brains La Moraleja (Alcobendas), 11.15, 40 espectadores
Resultado: Colegio Brains 83- 32 Baloncesto Alcalá

Imagen positiva la de los chicos de Alberto y Álvaro en la pista del líder, el Colegio Brains. Los entrenadores salen contentos del partido más complicado del grupo para competir pero en la que se vio la mejora clara en la salida de la presión asfixiante de los madrileños, pero los fallos continuos de canastas relativamente sencillas, las rotaciones largas y los errores de bulto en la situaciones de ataque con ventaja, sumadas al talento de los de La Moraleja y su supremacía en el rebote dejaron amplias diferencias.

En el primer cuarto los alcalaínos están serios atrás relativamente y con las ideas claras en ataque, pero el mayor potencial de los locales provoca las primeras diferencias, aunque no insalvables pues sólo se marchan 9 puntos arriba.

En el segundo cuarto la tónica es similar pero el banquillo de los de blanco es más profundo que el de los complutenses y les otorga unas diferencias con cierta importancia.

Tras el descanso las ideas parecen más claras, el equipo sabe a lo que juega y encuentra situaciones sencillas para anotar, pero todos los intentos son infecundos, pues no acaban fructificando en canastas, aún así la actitud es positiva y la predisposición es genial, cosa que echaban de menos los entrenadores en partidos pretéritos. Más de una decisión kafkiana por parte de los colegiados hace que el entrenador visitante vea el último cuarto en la grada, pues es expulsado por doble técnica (sin dirigirse a los árbitros en todo el partido, salvo en una ocasión, para recordar que después de canasta no se toca el balón por parte del equipo atacante porque habían sido avisados de los propio, en fin cosas de los de gris) y esto ayuda a los locales.

En el último cuarto se suceden las faltas y los errores arbitrales ahora a favor de los visitantes, pero ya con una diferencia insalvable, con esto no queremos decir que la diferencia sea motivo arbitral, obviamente Brains es un equipo superior, solo reseñar la falta de calidad de ambos colegiados, destacando que nunca hablamos de los trencillas, pero fue sin duda el peor arbitraje del año.

Buena imagen por tanto y diferencia engañosa en el marcador debido a los errores relativamente sencillos de los alcalaínos, esperamos empezar a contar otras noticias la semana que viene en lo que empezará siendo “nuestra liga”.

El sábado a las 11:00 horas se jugará el tercer derbi del grupo contra Juventud Alcalá, esperemos sea igual de divertido que la ida pero con final feliz para los locales.