Lugar: Polideportivo municipal de San Blas (Madrid), 16.30, 50 espectadores
Resultado: Distrito Olímpico 46 – 54 Baloncesto Alcalá

Dr. Jekyll y Mr. Hyde nuevamente la imagen que dio el Infantil en este último partido de la primera vuelta de la segunda fase, un primer cuarto horrible en el que los conceptos presión, balance y salida organizada del contraataque parecían todo menos eso… conceptos. Esto lleva a un sinfín de errores que suceden por parte de ambos equipos sumado a un 3 de 13 en tiros libres nada halagüeño que provocan las primeras distancias en el marcador de los de San Blas 16 – 8 el primer cuarto para los capitalinos.

La cara buena de lo que este equipo de Baloncesto Alcalá sin duda se vio en el segundo y tercer cuarto con un dominio claro del rebote, una aseada defensa y un juego colectivo que empieza a dar sus frutos, una pena la remora de un sinfín de canastas erradas bajo los tableros de alto porcentaje, lo que hizo que el partido tuviese tensión y lucha hasta sus últimos minutos. Aún así al descanso Distrito se marcha por delante y al inicio del tercer cuarto igual, pero las sensaciones eran distintas y el trabajo de los chicos de Álvaro y Alberto parecía que podía concluir en remontada.

Seriedad en defensa, no permitiendo rebotes ofensivos del conjunto rival, y un gran acierto en la defensa de su jugador más dominador (14) primero con Castaño y luego con J. Molina, hicieron el resto, la presión dio sus frutos y un excepcional Sergio se infló a dividir la defensa para anotar o asistir lo que provocó que Baloncesto Alcalá se apuse en el marcador y ya no se bajará de ahí a pesar de los intentos rivales.

Destacar que la cabeza de alguno de los jugadores empieza a  asentarse y la química en el grupo parece mejor debido también a que por fin los jugadores se van conociendo y el conjunto se está homogeneizando. También reseñar la colaboración encomiable de los jugadores del pre-infantil que ayudaron y mucho a esta sufrida victoria, Sergi y Castaño.

Sin duda se respiran otras sensaciones para esta segunda vuelta. La semana que viene visita al colista del grupo Pilaristas.

Los de gris no tuvieron un acertado día, posiblemente fue el arbitraje más desafortunado que un servidor ha presenciado pero igual de desastroso para ambos conjuntos y sin incidencia en el resultado final, pero llama la atención la falta de calidad de la pareja arbitral.