Lugar: Pabellón Ruiz de Velasco (Alcalá de Henares), 12.00, 110 espectadores
Resultado: Juventud Alcalá 62- 60 Baloncesto Alcalá

Segundo partido de la temporada para los chicos del Infantil Masculino Preferente. Se esperaba un partido más disputado que el del anterior fin de semana, teníamos derbi alcalaíno el primero de los cuatro que tendrán lugar en esta primera fase, se daban cita Juventud Alcalá (antiguo Hercesa) y Baloncesto Alcalá en el Pabellón Cajamadrid o Ruiz de Velasco.

Los azulones se presentaban al partido con todos sus efectivos a excepción de Fran (lesionado en una rodilla) por lo que por fin se podría ver a las claras el potencial de los pupilos de Alberto y Álvaro.

Comenzaba el partido a las 12 del sábado con las gradas bulliciosas y animadas pero con respeto y sin registrase incidente alguno, primando la deportividad y el buen ambiente.

El partido se inicia con un toma y daca que da las primeras ventajas sustanciales a los locales. A pesar de los tiempos muertos y de las rotaciones constantes Baloncesto Alcalá no encuentra ni el quinteto ni la consecución de dos canastas o dos acciones positivas con las que agarrarse al partido, por ello y sin apenas darnos cuenta el marcador coloca un 32 – 12 en el minuto 15’ que hacia presagiar una debacle total.

Un tercer tiempo muerto y último de la primera mitad en la que el entrenador visitante exige a sus chicos intensidad, esfuerzo y orgullo con más de un grito desgarrado, parece hacer reaccionar por fin a los del Juncal. Tras el minuto los rojillos han perdido intensidad y las tornas cambian provocando un parcial que deja las cosas en un 38 a 28 que hace apetecible la segunda mitad.

Tras el descanso la dinámica sigue igual y los visitantes se acercan más en el marcador con buenas defensas y un contraataque letal personificado especialmente en una actuación sublime de Sergio que va minando a la defensa rojinegra.

Los de azul consiguen ponerse delante en el marcador por el cansancio, la superioridad física de Juventud Alcalá y las faltas (muchas durante todo el encuentro) acaban por minar las posibilidades de los visitantes de victoria, que a pesar de colocarse hasta 4 puntos por encima ven como la eliminación de varios de sus pilares hacen que el hasta ahora corto banquillo de los locales no de con la tecla para rematar la remontada.

Al final, gracias a más desmérito de Juventud Alcalá que a mérito propio Baloncesto Alcalá tiene dos bolas para empatar el partido de dos puntos y de tres puntos respectivamente, pero no se obra el milagro, y la victoria se queda en casa para Juventud Alcalá por 62 a 60.

El partido deja claro que Baloncesto Alcalá ha de mejorar más en lo mental y en lo físico que en lo técnico y lo táctico, porque no de no ser por la desidia, falta de intensidad y de carácter de estos, deberían hacerse con la victoria en campo ajeno. También sirve para aprender de los errores y deja buenas sensaciones para próximos compromisos en los que el sacrificio de todos hará que la victoria estrene el casillero de los complutenses.