Lugar: Juncal, 16.30, 60 espectadores
Resultado: Baloncesto Alcalá 63 – 57  Estudiantes A

Tarde de emociones la que se vivió el sábado en el Juncal, el equipo de Alcalá llegaba sin bajas después de muchos partidos sin poder contar con todas, las Estudiantiles tenían alguna baja en el banquillo de las menos habituales.

El partido empezó con mucha igualdad , pues a pesar de que el quinteto de Estudiantes tomaba la delantera, alguna rápida transición local igualaba el partido, las defensas se imponían sobre los ataque y hacían que el partido subiera en intensidad defensiva, un parcial final deba una mínima ventaja local por 16-14.

El segundo cuarto siguió por los mismos derroteros y las defensas eran aun más superiores a los ataques y rara vez se finalizaba con un tiro claro, eso impedía a las estudiantiles ponerse en los margenes que creían iban a tener muestra de sus últimos partidos. En las que su acierto en el tiro exterior llegando a anotar 13 triples había causado estragos a sus rivales, a estas alturas del partido habían anotado dos y no volverían a anotar más en este partido, esto hizo de este cuarto corto en puntuación y se llegaba al descanso con la misma distancia local de 2 puntos.

La segunda parte se prometía emocionante , pero en el partido de ida al descanso se iba igual y el final fue distinto, por lo que no había lugar a confianzas, las estudiantiles eran favoritas pues jugando bien , la diferencía era mínima y el tercer cuarto aumentó el ritmo ofensivo y los ataques empezaban a ser más fructiferos, pero nadie lograba distanciarse, y eso que las defensas eran más presionantes y obligaban a atacar bien para conseguir finalizar, y solo el dominio del rebote por parte de las alcalaínas hacía vislumbrar una posible victoria aunque los margenes seguían siendo cortos.

Estudiantes  empezó el último cuarto con ímpetu por remontar pero no estaban acertadas en ataque debido a la buena defensa exterior  de las chicas, esa defensa con rápidas contras hacían que la distancia y el partido se acercara a casa, sin confianzas siguieron apretando hasta el final, lo que provocó la victoria final que se disfruto mucho desde el campo y desde la grada .

Una victoria merecida debido al buen trabajo realizado en las últimas semanas que hasta el sábado no había tenido recompensa, no todos los días se gana a un equipo de la historia de Estudiantes y este equipo se ha hecho merecedor de ser respetado por todos, por su actitud y sus resultados.