Un año más, el Club desplazo a todos sus equipos de competición a Los Molinos, un pueblecito de la sierra Madrileña perfecto para poner a punto la maquinaria. Tres sesiones de entrenamiento el sábado y una más el domingo por la mañana fueron los puntos fuertes de una concentración en la que hubo tiempo para alguna siesta (corta), algún paseo por las rutas cercanas y sobre todo, buena (y abundante) comida de la mano de Ángel «El Cocinas», Paloma, Alicia y Angelines.

El fin de semana pasó muy rápido y nuestros chicos dejaron Los Molinos con ganas de volver el año que viene. Os dejamos con algunas de las fotos de la concentración.

¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!

Fotos de Alicia Alonso y Javier García