Viendo los equipos, las trayectorias y el sistema de competición, España no puede darse el lujo de no empezar bien el torneo.

Con un grupo con partidos contra Lituania y Turquía (dos de los favoritos junto a España y Serbia), valederos y fundamentales para la segunda fase, deberíamos de pasar con sendas victorias para ir tranquilos a la segunda fase, cosa que se me antoja difícil viendo como empiezan los equipos de Scariolo ultimamente.

Con esos dos partidos que podrían ser la final del campeonato perfectamente, y tres partidos ante Polonia, Gran Bretaña y un equipo de la previa, que deberían de ser medianamente cómodos.

En la siguiente fase se pasa a cruzar contra los tres primeros del otro grupo que está compuesto por «el grupo de la muerte», Serbia, Francia, Italia, Alemania, Israel y Letonia. De aquí solo tres pasan, y será el primer batacazo para algunas de las clásicas. Mi apuesta es Serbia seguro y por detrás Francia, Italia y Alemania peleando por dos plazas.

Sea quien sea, se presenta un grupo de un nivel totalmente superior a la otra parte del cuadro, donde una desarbolada Grecia, una Rusia irregular , la joven Croacia y la renovada Eslovenia son lo más destacado, pero que en el caso de las cuatro , poco tienen que hacer en el cruce de cuartos de final contra cualquiera de los 6 equipos que jugaran la segunda fase del grupo de España.

De los 10 partidos que jugaría España hasta la «teórica» final, 7 serían ante rivales que te pueden ganar y 4-5 de ellos seguramente serán auténticas finales a cara de perro, por lo que se presenta un eurobasket muy emocionante y divertido, en el que va a ser fundamental la regularidad.

España es la favorita, en uno de los europeos más disputados y abiertos de los últimos años, por plantilla, ahora toca lo más difícil… demostrarlo.