Lugar: Pabellón Paco Hernández (Aravaca), 13.00, 50 espectadores
Resultado: Estudio 29 – 32 Baloncesto Alcalá

Partido gris de nuestras alevines, del que conseguimos llevarnos una más que disputada victoria en el complicado campo de Estudio.

En los primeros compases del encuentro ninguno de los dos equipos encontraba su sitio en el campo. Se sucedían los ataques precipitados que terminaban en tiros errados y pérdidas de balón por parte de los dos equipos. Nuestra excesiva relajación en cada rebote concedía una nueva oportunidad al equipo rival para anotar. Recordad chicas, el rebote NO nos va a caer en las manos, hay que querer cogerlo y sobre todo ir a por él.

Se llegaba al ecuador del partido con un marcador bajo, 18-13, más por el desacierto ofensivo que por mérito de las defensas.

La segunda parte iba a seguir la misma línea, poca fluidez en ataque que se traducía en pocos puntos. No fue hasta el último sexto cuando las chicas de Baloncesto Alcalá cambiaron el chip, y jugando con algo más de ritmo y de criterio, volvieron a meterse en el partido.

Entrábamos en el último minuto de partido con una ventaja de 2 puntos y la posesión del balón. Una desafortunada pérdida a falta de 30 segundos concedía la oportunidad de pedir tiempo muerto al entrenador local. Tras la pausa, las madrileñas circularon bien el balón y, restando 15 segundos para el final, consiguieron anotar para empatar el partido a 29. Con la vista puesta en la prórroga, tras varios pases y con el crono casi a cero, le llegaba el balón a Paula en la esquina para encestar un triple y darnos la victoria en el último suspiro, 29-32.

Después de 48 minutos negadas en el tiro exterior, el último tiro del partido bien vale una victoria, ¡esto es baloncesto!

Dar la enhorabuena a todas, ahora hay que seguir trabajando y esforzándose en cada entreno para afrontar la recta final de la temporada dando lo mejor de nosotras.