Lugar: Pabellón El Juncal (Alcalá de Henares), 17.30, 250 espectadores
Resultado: Baloncesto Alcalá 69 – 72 Baloncesto Daganzo

Cruel final en el partido de playoff para Baloncesto Alcalá, que vio como la eliminatoria se le escapaba en los últimos segundos. 69 – 72 resultado final que deja fuera de los playoffs a los alcalaínos que tras una impresionante fase regular donde lideraron la competición, se han quedado en la primera ronda fuera del objetivo del ascenso.

El partido comenzó muy bien para los alcalaínos, con las gradas llenas y animando, en un fenomenal ambiente, las rápidas transiciones hacían anotar cómodo de dos y tres puntos llegando a poner las primeras diferencias importantes. Pero toda la serie había sido muy igualado y este partido no iba a ser distinto, poco a poco remando, los jugadores de Daganzo fueron metiéndose en el partido, e igualando el marcador. Las faltas se acumulaban en los locales, que rotaban el equipo y mantenían las diferencias , a pesar de la diferencia de criterio en uno y otro aro.

Al descanso se llegaba con un igualado 41-40 que dejaba las espadas en todo lo alto, y los primeros minutos fueron de intercambios de errores en uno y otro lado, la veteranía de los daganceños les hizo convivir mejor con el error, mientras que los jóvenes alcalaínos , 28 años el mayor, cayeron en la desesperación y acumularon faltas técnicas que permitían ponerse por delante a los visitantes.

A partir de ahí los alcalaínos empezaron a poner más corazón a la situación, y esas ganas se transformaron en rebotes que hasta entonces no habían cogido con facilidad, pero también en perdidas merced a querer llegar rápido al aro rival.  El sufrimiento por las lesiones que muchos arrastraban se intentaba enmascarar para seguir luchando por el partido, y a falta de 27 segundos y con el partido empatado el capitán asumió la última bola que no entró y a falta de tan solo un segundo los daganceños anotaban un triple impresionante que les daba la victoria.

La mala suerte acababa de cebarse con los alcalaínos con este final más propio de las tragedias griegas, cuando el trabajo de todo el año había sido una de las mayores epopeyas hasta el momento.