Día 1 (Por Berni Alarcos)

Era una Tarde nublada cuando cosa así de las 15:45 nos disponíamos a embarcarnos en una trepitosa aventura rumbo ala tierra del vino y el queso. Después de haber facturado con algunos problemas que después contaremos, tuvimos una hora para inspeccionar el aeropuerto con diversas carreras de carritos y cómicas caídas en la cinta de trasporte que recorría el aeropuerto.

Después de casi una hora de retraso en nuestro vuelo con toda la tensión que teníamos por el simple hecho de llevar una hora entera en una cola de embarque, sin avanzar, cuando nos dieron el aviso para ir preparando billetes para el embarque, nos dimos cuenta de que Sergio y Roberto no habían facturado su maleta y la llevaban consigo allí. Tuvimos que coger entre todos y guardar las pertenencias de sus equipajes de mano en nuestros equipajes de mano y que ellos utilizaran su actual maleta no facturada como bolsa de mano, con un poco de suerte y justo a tiempo hemos conseguido vaciar sus bolsas de mano para conseguir entrar al avión casi rezando para que no nos  llamen la atención ya que en sus maletas llevaban la bolsa de aseo con diferentes líquidos que están prohibido subir al avión.

Tras dos horas de viaje hemos llegado a Paris donde unos nativos muy amables procedentes del club organizador del torneo  nos estaban esperando para acompañarnos al autobús. El viaje en autobús se hizo eterno casi más que el del avión pero fue suavizado con diversos cánticos de alabanza a nuestro presidente y a varios equipos de futbol recientemente glorificados. Al llegar al hotel que aparentemente está bastante bien para lo esperado hemos vaciado nuestros equipajes en la habitación y a continuación nos dirigimos al distribuidor  de comida rápida situado en las inmediaciones del hotel y tras una suculenta comida nos hemos marchado a dormir para poder estar a tope mañana en el campo.

Madres protectoras no os preocupéis que vuestros hijos están en perfecto estado y son unos campeones, mañana recibiréis más noticias nuestras un abrazo de Berni Alcarcos Navarro $4$

Día 2 (Por Carlos Cuartero)

Nuevo día para este equipo de campeones que han conseguido la victoria en sus dos partidos. Todos los jugadores sin excepción llegaron tocados al campo por distintos problemas, entre los cuáles cabe destacar la falta de sueño después de una noche  movidita y diversos atracones de dulces que desembocaron en repetidas visitas al lavabo del pabellón que ya para los cadetes se ha convertido en su segunda casa, aquí en territorios gabachos.

El día para estos hombres comenzó a las 6 de la mañana, para coger el bus a las 7 menos cuarto y emprender camino hacia el deseado torneo.

Una vez allí primeras impresiones al ver a los equipos, presentaciones y bienvenidas de los organizadores a todos los equipos de diversas nacionalidades: serbios, belgas, irlandeses, croatas, franceses y obviamente españoles. El primer partido se disputó a las a las 9 y media, encuentro claramente controlado desde el principio por los cadetes hasta el final con una gran actuación de todo el equipo hasta terminar el partido con una ventaja de 27 puntos. Cabe destacar la lesión por esguince de tobillo del jugón Cristian que desde aquí le mandamos apoyo para que se recupere pronto.

A continuación ningún miembro del equipo se esperaba lo que llegaba, nada más y nada menos que una comida a las 11 de la mañana a base de distintos dulces y chocolates que el presidente repartía como si de una cabalgata se tratase y que finalmente pasaron factura en el siguiente encuentro.

El 2 partido comenzó a las 12 y media, con un gran comienzo por parte de los cadetes gracias a unos cuántos triples facturados por el amigo Roberto ( aprendió la lección ) contra un equipo físicamente superior. En el segundo cuarto es partido se empezó a complicar bastante para los cadetes hasta el punto de que consiguieron alzarse con la victoria por ventaja de un punto a escasos segundos del final. Grandes alegrías para todos.

Finalmente una tarde de espectadores viendo el resto de partidos con un tremendo calor y humedad dentro del pabellón. Una sustanciosa cena a las 6 de la tarde y vuelta al lustroso hotel a las 8, donde los jugadores se pegaron sus deseadas duchas. Final del día para estos guiris que tienen en mente descansar para mañana clasificarse y optar a la final del lunes para conseguir el trofeo.

Día 3 (Por Alvaro Bermejo)

El día no comenzó con muy buen pie, puesto que los cadetes alcalaínos se durmieron y tuvieron que prepararse con prisas para poder llegar al desayuno.

El primer partido no tuvo mucho misterio, porque la superioridad física  y técnica de los nuestros era evidente a pesar de tener al público de la grada totalmente en contra (excepto al presi, que se encontraba infiltrado en territorio enemigo).

Tras esta victoria fuimos a comer a las 12.30. La comida fue todo un éxito, sobretodo el arroz poco hecho que nos dieron y que tantos “halagos” causó entre los nuestros. A la vuelta decidimos probar la barbacoa que se estaba cocinando en el exterior del pabellón, otro “gran acierto” para los alcalaínos. El chorizo provocó un descenso de las botellas de agua (picaba mucho, y encima algunos pagamos el doble).

El segundo partido estuvo muy reñido, hicimos sufrir al presi, pero terminamos consiguiendo la victoria con una renta de 6 puntos. Conseguimos pasar como primeros de grupo a semifinales. Durante el partido los vestuarios del pabellón recibieron una nueva visita de Álvaro, que el chorizo no le debió sentar muy bien.

Estuvimos viendo partidos hasta las 20.30, momento en el que jugamos las semifinales contra un combinado francés. El encuentro fue muy igualado, teníamos parte de la grada a favor (el equipo belga de Vilvoorde). Obtuvimos un trabajado billete hacia la final por tan solo 2 puntos. Después de celebrarlo cenamos unas pizzas y animamos a nuestros compañeros belgas, pero pese a nuestro apoyo quedaron eliminados ante el equipo francés de Lille, con el que nos veremos mañana las caras en la gran final.

Hoy os dejamos con unas frases del grupo:

Berni: AUNQUE POSIBLEMENTE NO LO LEAS ¡MAMA HE ENCONTRADO EL MOVIL!
Gaby y Cristian: estamos en la FINAL chavales a ganarla.
Gonzalo: el guarda un pesado y encima no me entero de lo que me dice pero lo mejor que estamos en la final.
Alex: aunque sin dormir hemos pasado a la final asi que a ganarla chavales.
Carlos: Somos los mejores y más guapos.
Juan: Nuestro éxito con las francesas es inversamente proporcional al éxito deportivo.
Javi: Estoy orgulloso de todos vosotros. Mañana a ganar, no hay nadie que pueda parar a un equipo unido!

Día 4 (Por Javier García)

Empezaba el día un poco más tarde de lo habitual, a pesar de ello, en las caras de nuestros valientes se podía ver el cansancio acumulado de todos los partidos y de las pocas horas de sueño. Tras una nueva aventura en el comedor escolar, con apasionantes pedazos de pan del día anterior acompañando a unos muslos de pollo reseco y unos choricitos cargados por el diablo, llegamos al pabellón donde la afición de Lille nos esperaba con bombos y megáfonos en mano.

Partido difícil el de hoy, un partido en el que no hemos encontrado nuestro juego, y que nos ha costado la única derrota del torneo, algo injusta ya que a este equipo les habíamos ganado en la liguilla, y es que, somos el único equipo que ha llegado invicto a la final.

Pero lo pasado, pasado es, y lo que cuenta es que volamos rumbo a España con una copa de 2º clasificado en un torneo internacional con 15 años de historia, acompañado de un merecido trofeo al FairPlay, como equipo más limpio del torneo, o en palabras del traductor… al equipo más “convivial”. Una cosa que a mi personalmente me llena mucho más que cualquier otro trofeo, hemos dejado el nombre de nuestro club y de nuestra ciudad bien alto.

Esperamos volver el año que viene, de momento este ya ha terminado, una gran experiencia para nosotros y para los jugadores, sin duda, cuando dentro de unos años les pregunten por este viaje, no creo que se acuerden de que perdieron la final, se acordaran de que mientras yo andaba escribiendo estas líneas estaban todos en el parking del hotel tirándose cartas al estilo Carlos Cuartero, acercándose al Quik buscando wifi para entrar al Tuenti o gritando bocio y dejándose los gemelos rojos a manotazos…

Por mi parte nada más, orgulloso de poner el primer trofeo internacional en la vitrina del club y con ganas de volver el año que viene a por más. Cadetes, estamos orgullosos de vosotros, que nos oigan en toda Francia…. AL-CA-LÁ!!!!

Muchas gracias!!!